Escapadas rurales de uno y dos días cerca de Madrid

¿Vives en Madrid o alrededores, te gusta caminar, disfrutar de la naturaleza y las rutas bonitas pero te has quedado sin ideas? ¡Estás en el sitio adecuado!. Vivo en Madrid y me agota el tráfico, el ajetreo y la vida frenética de la gran ciudad y cuando llega el fin de semana lo que más me apetece es escaparme al campo, respirar aire fresco y disfrutar de la naturaleza. A veces solo dispongo de un día y otras veces, con suerte, puedo irme el finde entero, así que te voy a contar cuáles son mis sitios favoritos para perderme según el tiempo del que disponga y todas las actividades y rutas que se pueden hacer.

Escapadas de un día:

Estos son los mejores sitios para pasar el día fuera de Madrid. Todos a menos de dos horas pero en un entorno privilegiado, con aire fresco y mucho verde.

Peñalara

Pico de Peñalara

A poco más de una hora del centro de Madrid, tenemos la espectacular montaña de Peñalara, que se encuentra dentro del Parque Nacional de Guadarrama. Llegar hasta el centro de visitantes es realmente fácil y hay un párking gratuito donde podrás dejar el coche muy cómodamente.

En el centro de visitantes te explicarán con detalle todas las excursiones que puedes hacer y te facilitarán un mapa para que no te pierdas, así que yo te recomiendo que vayas bien prontito por la mañana y dediques un poco de tiempo a informarte bien de todo lo que puedes hacer. Si vas pronto, el restaurante estará cerrado y no podrás comprar agua, así que te recomiendo que te la lleves de casa.

Las opciones de rutas son casi infinitas pero yo te voy a recomendar dos que son las que a mi más me gustan:

Laguna grande de Peñalara
  • Ruta a la laguna grande. Esta es una ruta bastante sencilla que puedes hacer sin ninguna preparación y sin estar en forma. El camino está bien señalizado, el terreno es fácil (pistas y camino de tierra con alguna roca), las vistas son maravillosas y la laguna que es el punto final, es una preciosidad. Eso si, está prohibido bañarse. La duración del recorrido es de una hora y media para ir y otra hora para volver (la vuelta es más cuesta abajo). El sitio perfecto donde pasar la mañana y comer de tupper mirando la laguna.
  • Ruta al pico de Peñalara. Esta ruta es bastante más complicada que la anterior y si que se requiere de una forma física decente. Si haces deporte habitualmente o sueles salir a caminar y a la montaña no te supondrá ningún problema. El camino es precioso, las vistas increíbles (nosotros pudimos ver águilas y buitres) y si cuando comienzas la subida dura al pico, ves que se te hace muy duro, puedes bajar hasta el Refugio Zabala, una casita de piedra preciosa desde la que accederás a la Laguna Grande bajando por unas rocas y así podrás hacer una ruta igualmente bonita pero menos dura.

San Lorenzo de El Escorial

¿Quieres algo más que campo y rutas por la montaña? Este sin duda es tu sitio. En este precioso pueblecito encontrarás tanto rutas de varios kilómetros por la montaña, sendas más cortitas y llanas donde dar un agradable paseo, monumentos para hacer un poco de turismo y muchos restaurantes y terracitas ¡Que no todo va a ser caminar!

Si quieres dar un paseo largo, bonito, con vistas pero sin cuestas ni mucho ejercicio te recomiendo la Senda de la Horizontal. Hay que llegar casi hasta el restaurante de la Horizontal y ahí aparcar el coche. Caminar hacia la izquierda por un caminito de tierra con casas a un lado y llegar hasta una verja donde verás el cartel con la información de la ruta. Se trata de un camino llano muy largo con la montaña a un lado y vistas al pantano al otro. Muy bonito.

Si quieres un poco más de actividad y movimiento y lo que te gusta es subir montañas, te recomiendo subir la Machota. Puedes aparcar el coche en San Lorenzo de El Escorial o llevarlo hasta La silla de Felipe II (que también te recomiendo), un mirador precioso con vistas al monasterio y el pueblo. Ahí comienza la subida hasta la Machota. Esta ruta es más dura y difícil y aunque no es muy larga (nosotros hemos llegado a la cima en hora y media desde el pueblo), si que es durilla. Aún así, muy recomendada.

Las Machotas
Cima de Abantos

Por último, como no podía ser de otra manera, la subida a Abantos. En realidad el camino es bonito desde el principio y si no se quiere, no hace falta subir hasta arriba del todo. El coche se puede dejar en el parking gratuito situado junto al restaurante “El Tomillar” y desde ahí se empieza a subir. Lo bueno de esta ruta es que es asfalto lo que facilita mucho caminar por aquí. Lo malo es que es todo subida y al principio bastante pronunciada así que cansa bastante. También se puede subir con el coche e ir parando en los miradores que hay. Aunque es mucho más bonito hacerlo andando. Eso sin duda.

Parques de aventura y tirolinas

Una opción genial para pasar un día fuera de la ciudad, disfrutar de la naturaleza y divertirse muchísimo son los parques de aventura. A mi me fascinan. Son parques de pinos y entre los pinos hay “pruebas” u “obstáculos” que pasar. Estas pruebas pueden ir desde tirolinas, saltar troncos, la cuerda floja y demás virguerías que se ocurran. Eso sí, siempre con un arnés y sujeción al árbol. Hay varios niveles y es un plan perfecto para hacer en grupo, con amigos o con la familia. Además de que no es nada caro y las risas están aseguradas.

Yo he ido a dos, uno en Navacerrada, el “De pino a pino” y otro en Cercedilla, el “Aventura Amazonia“. Ambos funcionan parecido y tienen precios similares. Dependiendo de tus planes para el finde o cuál te pille más cerca, eliges. No te vas a arrepentir.

Escapadas de dos días:

Sierra de Gredos

El parque regional de la Sierra de Gredos es uno de los mejores sitios donde pasar un par de días si lo que buscas es naturaleza, tranquilidad y buenas rutas de senderismo.

Camping de Gredos

Nosotros estuvimos en el camping de gredos y nos encantó. Está muy bien ubicado, tiene muchos servicios y es realmente muy barato. Lllevamos nuestra tienda de campaña, unas mesas, unas sillas y una nevera con comidita rica para pasar dos días pero no tuvimos en cuenta que en esa zona las temperaturas bajan muchísimo por la noche y solo llevamos una manta. Resultado: nos quedamos congelados por la noche y lo pasamos realmente mal, así que finalmente solo estuvimos una noche y se nos hizo corto. Aún así nos encantó y tanto es así que vamos a volver dentro de muy poco.

Si hacéis acampada como nosotros, id bien preparados y llevar mucho abrigo para pasar la noche. Un saco de 0 grados o menos o un buen pijama y edredón. Sino lo pasaréis mal, os lo digo yo.

Llegamos sobre la hora de comer, disfrutamos de la rica ensalada de pasta que nos habíamos preparado y después montamos la tienda, las mesas y todo el chiringuito (muy divertido pero se tarda mucho) y por la tarde fuimos al spa de Hoyos del Espino, muy cerquita del camping, el Spa Aguas de Gredos porque nos apetecía darnos un caprichito y ya que nos relajábamos, nos relajábamos bien. Y la verdad es que estuvo genial. Muy completo, limpio y bonito. Lo recomiendo mucho. Por la noche fuimos a cenar al pueblo y estaba todo lleno y tuvimos que sentarnos en el primero que encontramos por lo que yo os recomiendo que busquéis bien y reservéis con tiempo.

Por la mañana, y casi sin dormir debido al frío polar que habíamos pasado, nos planteamos irnos a casa, pero nos daba mucha rabia no haberle sacado partido a la escapada, así que en vez de eso, disfrutamos de los primeros rayos de sol que salieron, entramos en calor, nos sentamos en nuestras sillitas, charlamos un rato, comimos, recogimos la tienda y todo el chiringuito y nos fuimos a hacer una excursión.

Laguna Grande de la sierra de Gredos

Senda de la Laguna Grande: una de las mejores y más cansadas rutas que hemos hecho nunca. 5 horas tardamos en ir y volver y ya que el terreno es bastante irregular y complicado y hay tramos de subida intensa, recomiendo estar en buena forma para hacerla. Es increiblemente bonita, las formas y colores de las rocas, la laguna, las cabras montesas endémicas de la zona, los vestigios del glaciar, ver por donde pasó la morrena, los caballos pastando junto al agua… una maravilla. Me alegro muchísimo de haberla y hecho y os la recomiendo un montón. Cansa y se hace un poco durilla a veces pero vale mucho la pena. Justo al lado de la laguna hay un refugio donde puedes comer algo, ir al baño, coger agua o incluso pasar la noche si te llevas el saco de dormir y provisiones. Nosotros no lo hicimos porque no sabíamos que existía pero seguro que es una experiencia genial.

Llevad mucha agua, buen calzado (hay muchisimas rocas pequeñas y si la suela no es buena, es muy molesto) y una chaqueta que en cuanto da un poco el aire hace frío.

Parque Nacional de Cabañeros

El parque Nacional de Cabañeros es uno de los espacios protegidos de mayor relevancia en la península ibérica. La gran diversidad de especies faunísticas y  botánicas unido a su peculiar geología, hacen de este espacio natural  una joya de gran valor natural, siendo el paraje natural representante  del monte mediterráneo.

Nosotros pasamos dos noches en uno de los pueblecitos que colindan con el parque, Hontanar, y la verdad es que nos encantó. Elegimos alojarnos en El refugio de cristal, un hotelito rural precioso y súper romántico. Contratamos una excursión en 4×4 para recorrer el parque con un guía y fue lo mejor que pudimos haber hecho. Cogimos la de las 6 de la mañana y no se había apuntado nadie, estábamos solos con el guía que nos pudo explicar todo sobre los animales que veíamos, sobre la conservación de estos y tuvimos un debate interesantísimo sobre la caza, sus pros y contras. También nos puso un teleobjetivo súper chulo para poder ver buitres negros y leonados. Estuvo muy bien.

Parque Nacional de Cabañeros
Senda del Macizo del Rocigalgo

Al día siguiente hicimos una ruta preciosa. Hay varias que se pueden hacer y todas parten del mismo punto. En esta página podéis verlas todas y también tenéis el folleto informativo de cada una con la duración y todo. Nsotros quisimos hacer la Senda del Macizo del Rocigalgo que son 19 kilómetros en una ruta circular pero comenzamos la excursión un poco tarde y no habíamos sido muy previsores así que no llevábamos comida ni suficiente agua por lo que hicimos la Senda del Chorro de los Navalucillos que conecta con la anterior y en vez de llegar solo hasta la cascada, recorrimos varios kilómetros más. Dependiendo de lo que queráis andar y el tiempo del que dispongáis, elegís una u otra.

Senda del Chorro de Los Navalucillos

Recomendaciones:

Si eres una persona a la que le gusta la naturaleza y el montañismo pero no eres un experto, quizás te vengan bien estas recomendaciones que, aunque son muy sencillas, a nosotros muchas veces nos hubiera venido muy bien leerlas antes de comenzar alguna ruta.

  • Lleva suficiente agua. Es muy importante estar hidratado y la mayoría de las veces no hay dónde comprarla y durante la ruta no hay puntos donde conseguirla así que se precavido y lleva por lo menos litro y medio por persona. Mejor que sobre un poco a que falte.
  • Lleva algo de abrigo. Aunque haga un día estupendo y el sol brille radiante en el cielo, vas a sudar y el sudor está frío y en cuanto pares a comer algo, descansar o beber agua te vas a quedar helado así que mete un cortavientos o una sudadera fina en la mochila que lo vas a agradecer.
  • Lleva calzado cómodo.
  • Mete algo de comida en la mochila. Lo mejor es algo de fruta y unos frutos secos. Si te entra hambre por el camino o te da un bajón la fruta será tu mejor aliada: un chute de energía ( carbohidratos y grasas buenas) , vitaminas, proteína y agua y ¡listo para seguir caminando!.
  • Lleva pañuelos de papel. Caminar puede movilizar tus intestinos, ya me entiendes.
0 Comments

Leave a Comment